31.- ¿Que es la responsabilidad civil contractual y extracontractual?

La responsabilidad civil contractual[1] ha sido definida por la doctrina especializada como aquella que resulta de la inejecución o ejecución imperfecta o tardía de una obligación estipulada en un contrato válido[2]. De este modo, el concepto de responsabilidad civil contractual se ubica en el contexto de un derecho de crédito de orden privado, que solo obra en un campo exclusivo y limitado, vale decir, entre las partes del contrato y únicamente respecto de los perjuicios nacidos de ese negocio jurídico[3]

La responsabilidad civil extracontractual, también denominada delictual o aquiliana, es aquella que no tiene origen en un incumplimiento obligacional, sino en un “hecho jurídico”, ya se trate de un delito o de un ilícito de carácter civil[4].

La Corte de Casación francesa y la colombiana han admitido que la responsabilidad civil médica puede ser contractual o extracontractual. Cuando se trata de responsabilidad contractual deben aplicarse las normas  que regulan la ejecución de los contratos; cuando no se invoque ese vínculo, las aplicables no pueden ser otras sino las que reglamentan la teoría de la culpa.[5] La jurisprudencia civil francesa y la colombiana han considerado que al margen de la causa contractual o extracontractual de la pretensión indemnizatoria, es preciso demostrar la culpa del médico en la prestación de su servicio profesional.

Definiciones y requisitos:

Responsabilidad contractual.- Aquella que se deriva del incumplimiento o cumplimiento defectuoso o moroso de un contrato. Se encuentra reglamentada en el Código Civil especialmente en el título 12 del libro 4°.

Los elementos de la responsabilidad contractual del médico son:

1.- Existencia del contrato

2.- El daño padecido

3.- Relación de causalidad entre el comportamiento de la parte demandada y el daño padecido por el demandante o la víctima.

El médico demandado puede impetrar a su favor como defensas, no sólo las excepciones provenientes del descuido, desobedecimiento o imprudencia de su cliente, sino también las de fuerza mayor, caso fortuito e intervención de un tercero.

Responsabilidad extracontractual: Aquella que se deriva de un daño o lesión que se le ocasiona a un tercero con quien no se tiene un vínculo contractual. Se reglamenta en  el título 34  del libro 4° del Código Civil.

Los elementos de la responsabilidad civil extracontractual son:

1.- el acto o hecho dañoso, imputable a título de dolo o culpa.  La doctrina francesa introduce el concepto de <<faute technique>>, culpa técnica. La Corte de la Casación Francesa, de fecha 27 de octubre de 1938, sentó esta doctrina en los siguientes términos: «Fuera de la negligencia o de la imprudencia que todo hombre puede cometer, el médico no responde sino cuando, en consonancia con el estado de la ciencia o de acuerdo con las reglas consagradas por la práctica de su arte, tuvo la imprudencia, la falta de atención o la negligencia que le son imputables y que revelan un desconocimiento cierto de sus deberes».

2.- El daño. Daño es todo detrimento, perjuicio, menoscabo, dolo o molestia que sufre un individuo en su persona, bienes, libertad, honor,  crédito, afectos, creencias, etc. El daño supone destrucción o disminución, por insignificante que sea, de las ventajas o beneficios  patrimoniales o extrapatrimoniales de que goza un individuo. Su cuantía o la mayor o menor dificultad para acreditarlo y apreciarlo son indiferentes; la ley no las considera[6]. El daño puede ser reclamado por la victima directa o por sus herederos, también pueden reclamar el daño todas aquellas personas, herederas o no de la víctima directa, que se ven perjudicadas con su deceso, y mediante el cual pueden reclamar la reparación de sus propios daños como por ejemplo verse privados de la ayuda económica que esa persona muerta les procuraba o por haber atendido el pago de expensas asistenciales o mortuorias[7].

3.- Relación de causalidad.- En los litigios sobre responsabilidad profesional médica, como en todo problema de responsabilidad, debe establecerse la relación de causalidad entre el acto imputado al médico y el daño sufrido por el cliente. Por lo tanto el médico no será responsable de la culpa o falta que se le imputan, sino cuando éstas hayan sido las determinantes del perjuicio causado. Al demandante incumbe probar esa relación de causalidad o en otros términos, debe demostrar los hechos de donde se desprende aquélla[8].

El análisis acerca de si la responsabilidad del  médico en un determinado caso es contractual o extracontractual, es un tema de ondas repercusiones en lo que tiene que ver con (i) la naturaleza de la acción, (ii) el régimen de la  prueba y (iii) los términos de prescripción, entre otros aspectos, por ello, consideramos pertinente plantear las siguientes advertencias que nos ayudaran a evitar confusiones.

a.- No estamos en presencia de una responsabilidad extracontractual sino contractual cuando el médico asume en forma voluntaria y unilateral el compromiso de asistir a alguien[9].

b.- No estamos en presencia de una responsabilidad extracontractual sino contractual cuando el paciente no es quien escoge al médico, al anestesiólogo, o la enfermera, sino que estos son escogidos por el centro hospitalario elegido por el paciente.

c.- No estamos en presencia de una responsabilidad extracontractual sino contractual cuando el cirujano al realizar una intervención quirúrgica causa un daño no con relación al punto específico de la prestación que se comprometió a realizar sino de un acto conexo. Piénsese en el médico que habiendo realizado exitosamente un trasplante de un órgano, en la parte culminante de la intervención deja caer sobre las heridas aún abiertas del paciente una sustancia que le causa la muerte.

Dado a los giros doctrinales de los últimos tiempos hoy en día son pocos los casos de responsabilidad civil extracontractual médica; no obstante, ella se presenta (responsabilidad civil extracontractual) en relación con los parientes próximos de un paciente muerto a consecuencia de una intervención quirúrgica  a causa de la culpa en la que incurrió el médico en la ejecución del contrato[10].


[1] Valencia Zea considera impropia la nominación “responsabilidad contractual”, señalando que “se le debería llamar responsabilidad por violación de los derechos de crédito, por cuanto pueden violarse no sólo las obligaciones nacidas de contrato, sino también las nacidas de cualquier otra fuente. (Derecho civil tomo III, de las obligaciones, Ed. Temis 1998, pág. 325.

[2] Jean-Luc Aubert, Introducción al derecho, Paris, Presses Universidad de Francia; 1979; pp. 117.

[3] Ibìdem.

[4] Sentencia C-1008/10. Magistrado Ponente: LUÍS ERNESTO VARGAS SILVA.

[5] Cas.- sentencia de 5 de marzo de 1940.

[6] ALESSANDRI RODRIGUEZ, Arturo. De la responsabilidad extracontractual en el derecho civil. Imprenta universal, Santiago 1981. Pág. 210.

[7] Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Civil. Sentencia del 17 de moviembre de 2011, radicación No11001-3103-018-1999-00533-01. M.P: William Namén Vargas

[8] Cas.- sentencia de 5 de marzo de 1940.

[9] Ibídem.-

[10] Este supuesto es aceptado por la jurisprudencia patria. También en el derecho francés ha sido aceptado este supuesto. Ver: Larroumet. Cristian. Teoría general del contrato. Volumen II. Editorial Temis. S.A. 1993. Pág. 201. Tomado de la: (Civ. 1ª, 21 de noviembre de 1978, D. 1979. IR , 117, en J.C.P., 1979, II 19033, con nota de Savatier)

Etiquetas: Sin etiquetas

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *